Una limpieza completa y eficaz consta de 4 factores que se combinan entre ellos.

La acción mecánica
La química
La temperatura
El tiempo

Estos factores forman el circulo Sinner un principio que debe ser conocido por cualquier profesional de la limpieza.

Pero… en que consiste cada elemento de este proceso de limpieza?

Acción mecánica: Se trata del hecho físico de eliminar la suciedad de cualquier superficie. Por ejemplo en un lavado con máquinas destinadas a la limpieza profesional puede ser el movimiento de los cepillos o en una limpieza manual puede ser el movimiento de la mano cuando se friega una superficie.

Acción química: Es el conjunto de productos usados en cada proceso de limpieza. Es uno de los factores fundamentes y cada producto elegido debe adaptarse a cada tipo de limpieza, empleándolo en las dosis adecuadas recomendadas por el fabricante, para realizar una limpieza eficiente sin dañar superficies, el entorno ni la salud de las personas.

Temperatura: Es importante para la efectividad del producto químico usado, a pesar de no llegar a ser un factor determinante puede facilitar el proceso según el tipo de suciedad como por ejemplo en el caso de las grasas.

Tiempo: Este factor depende de la superficie sobre la que se realiza la limpieza, la suciedad acumulada, el producto que se utilice y si la limpieza se realiza de forma manual o con maquinaria de limpieza.

Para una limpieza de calidad el profesional debe conocerlos y combinarlos adecuadamente para que se realice una limpieza eficaz y sin daños. Hay que tener en cuenta que si uno de los factores disminuye debe compensarse con el resto, es decir, si se quiere lavar más rápido se deberá aplicar más producto químico o si la fuerza mecánica no es suficiente necesitaré mas temperatura o más tiempo.

Existe un factor ajeno a los anteriores y que no forma parte del círculo de Sinner, pero que es igualmente importante para valorar como se realiza el proceso de limpieza y es el factor económico. Por ello existen en el mercado una gran cantidad de productos destinados a la limpieza de distinto nivel y exigencia, para que podamos realizar un proceso efectivo y ajustando y mejorando los costes a nuestras capacidades.